Salud y mantenimiento de la ropa guardada.

Seguro que alguna vez has encontrado un pequeño agujero en una prenda, una mancha amarillenta y otros signos propios de la ropa que tenemos guardada durante varios meses.
Mientras usamos la ropa a diario es muy difícil que sufra estos efectos, ya que lavando la ropa con agua caliente, aireando y manteniendo nuestro armario limpio unos mínimos ya es suficiente. El problema está en la ropa que no usamos habitualmente, así que daremos unos consejos para el mantenimiento de la ropa guardada.
El principal insecto que perjudica nuestra ropa es la Polilla de la ropa, esta pone sus larvas en un lugar escondido y oscuro con alimento suficiente para sus larvas, que se comerán la ropa para desarrollarse y después se marcharán. Aunque tengamos el armario cerrado son capaces de colarse por una pequeña ranura.
1- La solución es siempre guardar la ropa limpia, ya que la polilla prefiere ropa que hace tiempo que no ha sido lavada.
2- Ventilar muy bien todos los armarios antes de poner la ropa y al menos una vez al mes. A la polilla le gusta los sitios cerrados y oscuros.
3- Cortar de raíz. Lavar toda la ropa si vemos signos, lo identificaremos porque podemos ver arenilla o como hilos de polvo. Las larvas tardan de una a dos semanas a nacer, ventilando y lavando al ropa destruiremos los huevos o las larvas ya nacidas.
4- Utilizar aromas como naftalina también es útil, especialmente si guardamos lana y cueros, pero no es necesario sufrir este olor que queda incrustado en las prendas, ya que hay plantas naturales que son igual de efectivas y son más suaves, además están libres de productos químicos. La más utilizada es la lavanda, con un olor muy efectivo y de larga duración.

bolsitas armario La lavanda se ha utilizado siempre en los armarios para proteger los tejidos de lana y cuero de las polillas de la ropa .
Es habitual y fácil de encontrar.
Una vez seca la lavanda tiene un aroma suave y está libre de productos químicos.
La lavanda se utiliza seca y guardada dentro de bolsitas de tela que colocaremos dentro del armario encima del montón de ropa.
Otro remedio natural es la piel de limón y naranja. También se seca y se guarda en bolsitas de tela. Su aroma es muy agradable pero dura menos tiempo y necesitaremos más cantidad por volumen de ropa.
¿Cómo saber cuántas bolsitas repelentes usar en el armario?
La cantidad depende de la anchura del armario más que de la cantidad de ropa. Debes colocar una bolsita de aroma y cerrar el armario durante unas 12 horas. Pasado este tiempo al abrir el armario debes notar el aroma fácilmente, si no es que necesitamos otra bolsita adicional.

bolsitas multiusos Bolsita multiusos con bordados. Las bolsitas multiusos transpirables son ideales para aromatizar nuestro armario con plantas o preparados propios.
Recoge tu planta aromática favorita o bien piel de naranja, limón o también hojas o flores aromáticas como las de eucaliptos, limoneros, rosas, mimosas, etc. Las dejas secar unos días encima de papel de diario en un lugar seco. Una vez seco lo guardas dentro la bolsita y listo. Asegúrate de cerrar bien la bolsita para evitar que caigan restos dentro del armario.

Otro consejo, para evitar las manchas, es guardar la ropa por colores, esto afecta especialmente a las telas de hilo, algodón y al cuero. Debemos colocar la ropa por colores especialmente la ropa blanca que puede decolorarse con los colores oscuros e incluso puede dañarse con algunos tipos de madera. Empapelar o poner una tela en el fondo del armario evitará el contacto directo con la madera. Esto es especialmente indicado para las prendas delicadas y que estarán guardadas mucho tiempo. (por ejemplo al guardar vestidos de bautizo o vestidos de boda, mantelería especial, etc.) Además cubrir con un plástico es una buena opción si la ropa esta en un habitación húmeda y mejor si no hay un sistema de calefacción muy fuerte en la habitación, evitaremos cambios bruscos de temperatura y además la calefacción acelera la cría de polillas y otros insectos. Si vives en una zona húmeda recuerda ventilar periódicamente los armarios los días sol o los más secos.

Así para conservar en perfectas condiciones ropa guardada debemos siempre lavar antes de guardar, separar los colores, usar lavanda o algún otro remedio repelente de polillas, ventilar periódicamente el armario y mantenerlo limpio y si hace falta cubrir la ropa con algún plástico.

VOLVERVOLVER